14°/29° 23julio2014

Banda de “Goteras” bajo sospecha

Imprimir esta nota Imprimir esta nota | A A A

julio 1, 2009

Una mecánica similar a la de la banda de Las Goteras, quienes mezclaban medicina oftalmológica con alcohol para intoxicar a las víctimas, es la que habrían empleado las dos mujeres que asesinaron a los luchadores profesionales La Parkita y El Espectrito Jr..


Autoridades de la PGJDF confirmaron que las primeras evidencias forenses permiten presumir que ambos luchadores, cuyos nombres reales son Alberto y Alejando Pérez Jiménez, habrían sido narcotizados con el modus operandi antes descrito.

Los luchadores, que eran hermanos, ingresaron el lunes pasado al hotel Moderno, ubicado en la colonia Centro, acompañados por dos presuntas sexoservidoras que al parecer contactaron en un bar de la zona de Garibaldi tras una función.

Horas más tarde las mujeres abandonaron las instalaciones del inmueble, lo que causó extrañeza al personal del hotel, que al revisar la habitación encontró sin vida a los dos luchadores, recostados en las camas.

La Policía Judicial capitalina rastrea el paradero de las dos sospechosas, y con base en las declaraciones de los empleados del hotel y otros testigos se elaborarán sus retratos hablados.

Además, la PGJDF indaga si las presuntas responsables integran una célula vinculada con la banda de Las Goteras, desarticulada en 2008 con la captura de 20 de sus integrantes, o si estarían actuando por imitación.

El referido grupo delictivo, integrado en especial por sexosevidoras, se especializaba en narcotizar con gotas oftalmológicas y alcohol a sus víctimas, las cuales “enganchaban” en bares y restaurantes con el objetivo de despojarlos de sus pertenencias.

Sin embargo, en muchas ocasiones la dosis provocaba a las víctimas estados de inconsciencia o la muerte por congestión visceral generalizada, asfixia por obstrucción de las vías respiratorias, edema cerebral y pulmonar, infartos pulmonares y al miocardio, así como hemorragia cerebral.

El amplio campo de operación de esa banda incluía las delegaciones Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Miguel Hidalgo, Alvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán e Iztapalapa, en el Distrito Federal; así como los estados de México, Hidalgo, Tlaxcala, Guanajuato, Veracruz, Morelos, Puebla, Querétaro y Jalisco.

Uno de los casos que se imputan a la banda de Las Goteras, cometido el 3 de febrero de 2005, tiene amplias similitudes con el homicidio de los luchadores, indicaron autoridades de la PGJDF.

En aquella ocasión, sexoservidoras de la organización delictiva “engancharon” también en un bar de Plaza Garibaldi a Mariano Espinosa Falcón y a su amigo Erick Iván Martínez Urbano, a quienes convencieron de dirigirse a un hotel de la colonia Guerrero.

Ya en la habitación del hotel, las mujeres narcotizaron a sus clientes y posteriormente huyeron con sus pertenencias. La alta dosis usada por las sexoservidoras provocó la muerte a Espinosa Falcón, mientras que su amigo consiguió sobrevivir.

Se prevé que en las próximas horas la Fiscalía Central de Investigación para Homicidios atraiga la averiguación previa del caso, que actualmente se encuentra radicada en el Ministerio Público de la Coordinación Territorial Cuauhtémoc Dos.

:Pulso Político On Line

Comentarios

Comentarios cerrados.