14°/29° 14abril2014

Estudio detallado de Chalco

Imprimir esta nota Imprimir esta nota | A A A

marzo 9, 2010

Tras 20 años de investigación, el historiador mexicano Tomás Jalpa Flores presentó su segundo libro titulado “La sociedad indígena en la región de Chalco durante los Siglos XVI y XVII”, en la biblioteca del Museo Nacional de Antropología e Historia.

El volumen, que recibiera una mención especial en la entrega del Premio “Atanasio G. Saravia”, surgió por la necesidad de investigar más a fondo la historia de los pueblos que conforman Chalco, Amecameca, Ozumba y Chimalhuacán, los cuales tienen gran importancia dentro del contexto de la historia nacional.

A la presentación lo acompañaron los historiadores Felipe Castro Gutiérrez, Francisco González Hermosillo y María Teresa Alvarez Icaza, quienes la víspera vertieron sus comentarios acerca de esta obra de divulgación.

Esta última, quien forma parte de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, concibió al texto como una obra que emprende un recorrido minucioso por la región de Chalco, al tiempo que comparte el aprendizaje y la vivencia de un académico.

“El lector encontrará una explicación sobre lo que fue la evolución de los pueblos indígenas en la época colonial, tomando un antecedente prehispánico para poder comprender los cambios de todas las estructuras y los diferentes momentos en la evolución de las poblaciones”, subrayó.

En las 496 páginas, el autor conjuga una gran riqueza gráfica con una propuesta de análisis global, que si bien es regional, abarca la problemática de la historia general de la Nueva España (1521-1821).

“Es una etnohistoria de dicha población, que nos recuerda que el pasado no está sólo en los papeles e introduce un sentido inconmensurable de lectura necesaria grata e inquietante”, explicó el miembro del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, Felipe Castro Gutiérrez.

Jalpa Flores presenta un estudio detallado de las estructuras económicas, sociales, políticas y religiosas de la historia, planteando la trasformación y evolución de lo que significó dicho territorio en el mundo novohispano.

Para el director de estudios históricos del INAH, Francisco González Hermosillo, la obra representa un recordatorio de que el concepto de frontera es diferente en cada proceso histórico y del impacto que tuvieron estos cambios en la sociedad.

“Un punto de referencia para hacer comparaciones regionales con otras experiencias contemporáneas, de cómo la región fue poblada por flujos y reflujos de este conglomerado pluriétnico”, ultimó.

Por otra parte, Tomás Jalpa Flores, actualmente trabaja sobre la historia del paisaje con el proyecto “La representación de las montañas en el mapa de Cuauhtinchan”.

Recibieron el premio “Atanasio G. Saravia” Marcos y Celia Mauss por “La tenencia de la tierra en la provincia de Chalco, siglos XV-XVII”.

Pulso Político Online/NOTIMEX

Comentarios

Comentarios cerrados.