14°/29° 27julio2014

Habría referéndum en 2015

Imprimir esta nota Imprimir esta nota | A A A

septiembre 25, 2013

Paulino Cárdenas

Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano le ganó la partida a Andrés Manuel López Obrador, primero al aceptar su participación en el foro de debate sobre la reforma energética organizado por el Senado de la República; segundo, por exponer con sensatez su tesis sobre lo que debería ser dicha reforma y, tercero, porque a sabiendas que ese arroz ya se coció anticipadamente por más pataleos que haya por parte de la oposición, propone un referéndum para derogar lo que supone que será aprobado, que a su juicio es la entrega de la industria petrolera y eléctrica a manos de particulares extranjeros; dicho referéndum sería hasta julio de 2015. El tabasqueño por su parte, a nombre del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), envió a Los Pinos su propia propuesta la cual incluye, como asunto prioritario, también una consulta nacional, pero para que se realice antes de que se apruebe la reforma energética por parte del Congreso. En Los Pinos le dieron el ‘avión’ y le dijeron que ‘estudiarán’ su propuesta.

Cárdenas sostuvo el pasado lunes en el Senado que la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto que busca reformar los artículos 27 y 28 de la Constitución, es privatizadora, ‘‘dígase lo que se diga’’. El ex candidato presidencial advirtió que la reforma del Ejecutivo desplaza a Pemex de toda la cadena productiva del petróleo, sustituyendo a este organismo por particulares. El fundador del PRD propuso también que haya un referéndum, una consulta nacional sobre la reforma energética que por ley habría de ser tomada en cuenta por el Congreso de la Unión una vez que desde abril del año pasado quedó aprobada como pate de una reforma política recortada que ahora quiere el PAN que se complete, antes de que se apruebe la reforma energética. De hecho esa consulta nacional es la carta que traía Cárdenas bajo la manga que aprovechó para mostrarla en su intervención en el foro sobre la reforma energética.

Esta habría de realizarse, como señala la Constitución, en una elección federal, siendo la más cercana la del primer domingo de julio de 2015 cuando se celebren las elecciones intermedias. Incluso dijo que dejaría su cargo en el gobierno del DF donde actualmente es coordinador de asuntos internacionales, para dedicarse “de lleno” a organizar la consulta, dijo recientemente ante cientos de simpatizantes en el Monumento a la Revolución. Señaló que es viable convocar una consulta sobre el tema como marca el artículo 35 de la Constitución, es decir, realizándose en la próxima elección federal de 2015 y con el respaldo de al menos el 2 por ciento de la lista nominal de electores que equivaldría a 1 millón 600 mil personas.

Cárdenas Solórzano advirtió: ‘‘Estamos ante la gravísima perspectiva de que las compañías expropiadas en 1938, ahora con otros nombres, vuelvan a ser las que decidan cómo se manejan y sean las principales beneficiarias de la explotación de los yacimientos de hidrocarburos’’. Acusó que el alud propagandístico del gobierno se ha centrado en la reforma al artículo 27, pero nada se ha mencionado de las consecuencias de modificar el 28, ‘‘lo que no puede calificarse sino de falaz, pues se oculta a la opinión pública información vital para formarse un juicio informado’’.

Indicó que modificar el artículo 27, ‘‘cancelaría la condición de áreas estratégicas a los hidrocarburos y a la electricidad (ni siquiera alcanzan en la iniciativa del Ejecutivo la calidad de prioritarias), abriendo la posibilidad de que el Estado fuera totalmente desplazado de los sectores petrolero y eléctrico e incluso estaría autorizado para deshacerse de todos los activos de Petróleos Mexicanos y de la Comisión Federal de Electricidad’’. Quizá la razón le asista, pero no será suficiente para que se altere un ápice lo que propone Peña Nieto en su iniciativa de reforma. Esto lo sabe el michoacano, hijo del expropiador de la industria petrolera Lázaro Cárdenas, por lo que saca otra carta de la manga que es la del referéndum.

De hecho Cárdenas no está peleado con la idea de que haya inversión privada en la industria petrolera, aunque aclaró que ‘‘debe plantearse una política en la que la inversión privada participe intensamente en la producción de insumos de la industria petrolera, dando prioridad racional a los contenidos nacionales en las adquisiciones y contratos del sector energético estatal y, por otro lado, deben fomentarse las industrias que utilicen productos de Pemex, principalmente en la prolongación de la cadena productiva’’. La propuesta, que califica de ‘‘progresista” y que impulsa a nombre del PRD, “no es desde ningún punto de vista un planteamiento que desconozca el papel de la inversión privada en el desarrollo del país y en particular en el de la industria petrolera’’, señaló.

Al final la nota fue que, después de la intervención de Cárdenas Solórzano en el foro del Senado, los perredistas abandonaron olímpicamente la sesión advirtiendo que no volverán a ese foro ‘porque no hay pluralidad’ en la participación, quejándose de que el PRI y los defensores de la propuesta presidencial hacen mayoría. Chistositos ellos. Se van después de que el llamado líder moral del PRD dijo lo que tenía que decir a sabiendas de que su propuesta no va a transitar en el ánimo de quienes han arropado de antemano la iniciativa de Peña Nieto ya que, con la sola suma de votos de los senadores del tricolor y del PAN, será suficiente para que quede aprobada. De ahí que la salida que propone el ex candidato presidencial, sea la de realizar un referéndum a nivel nacional para derogar lo que se haya aprobado, pero esa consulta sería hasta 2015 conforme a lo que dice la Constitución.

paulinocardenas.wordpress.com

Comentarios

Comentarios cerrados.