| | SERVICIOS | PODERES | Facebook Twitter  
Pulso Político
Puyazo

Descalifica lo que
le desagrada

Un capricho sin recursos… ni guardias

7 de abril de 2018

Eso significa, desafortunadamente, que el presidente de los Estados Unidos seguirá metiendo la pata y que México, de no mantener una posición firme como la recién asumida por el titular del Ejecutivo federal, podría seguir padeciendo por frustraciones ajenas.

Leonardo Ramírez*

La frustración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, seguirá creciendo en los próximos días porque el Congreso de su país ya anunció que no le dará recursos, ni un dólar para desplegar a la Guardia Nacional en la frontera con México, porque simplemente no hay, además de que los gobernadores de Nevada y Montana y la de Oregon se opusieron abiertamente a cumplir los “caprichos de los hábitos de Twitter” del neoyorkino.

Si bien Arizona, Nuevo México y Texas ya alistan el despliegue de unos cuantos guardias en la zona fronteriza, el anuncio del Comité de Servicios Armados del Congreso norteamericano, de no aprobar recursos adicionales para dicha movilización, es uno de varios reveses contra el irracional deseo del republicano.

Además, el apoyo de estos u otros estados fronterizos a la polémica medida dependerá de que el gobierno federal cubra los gastos de un operativo que por el momento cuenta con pocos uniformados.

De hecho Arizona únicamente desplegará a 159 y Texas a 250 en las próximas 72 horas. California en tanto, informó que sólo dispone de 55, quienes desde hace años por cierto ya participan en tareas de combate al narcotráfico con la DEA. Es decir, al obstáculo del dinero se suma el de la falta de personal.

De acuerdo con experiencias anteriores, al desplegar vigilantes en la misma zona, el vecino país eroga cerca de mil 200 millones de dólares por dos años de operación, mismos que por lo visto el Congreso norteamericano y ninguno de sus estados estarían dispuestos a cubrir.

Además los gobernadores de Nevada, Brian Sandoval, y Montana, Steve Bullock, advirtieron en definitiva que no enviarán efectivos de su Guardia Nacional para ayudar a agentes migratorios en el combate a la inmigración ilegal o el narcotráfico.

Consideran que ese no sería un uso adecuado para dicha fuerza, misma que ya han participado en otras misiones para resguardar la frontera pero en tareas que sólo involucraron salvar vidas o vigilancia.

Por su parte la gobernadora de Oregon, Kate Brown, demócrata que suele criticar con rudeza a Trump, dijo que no permitirá que la Guardia Nacional de su estado sea enviada a la frontera sur y dijo “estar bastante preocupada por el plan para militarizarla”.

De manera que el capricho de Trump no sólo adolece de recursos y personal, sino también de voluntades.

Bien lo señaló The New York Times al publicar en su editorial del miércoles por la noche, que la medida anunciada el 3 de abril y firmada el 5, “es una muestra de la desesperación de Trump por compensar su fracaso en obtener recursos para construir el muro”, que por otro de sus caprichos insiste en que pague México.

Y advierte el prestigiado diario que “Trump una vez más está demostrando su incapacidad para emitir juicios ponderados y razonados sobre lo que se necesita para liderar la nación y para mantenerla a salvo”.

Eso significa, desafortunadamente, que el presidente de los Estados Unidos seguirá metiendo la pata y que México, de no mantener una posición firme como la recién asumida por el titular del Ejecutivo federal, podría seguir padeciendo por frustraciones ajenas.

leonteul@hotmail.com

 

" "

Copyright Columna Pulso Político
Derechos Reservados, Francisco Cárdenas Cruz. Queda totalmente prohibida la reproducción parcial y total de los contenidos de este sitio sin autorización.