| | SERVICIOS | PODERES | Facebook Twitter  
Pulso Político
Puyazo

Descalifica lo que
le desagrada

Causas de lesiones en los brazos

13 de noviembre de 2018

Los accidentes automovilísticos y otros donde hay una fuerte colisión, así como deportes rudos y movimientos bruscos, son la principal causa de lesiones severas en el plexo braquial, lo que provoca fuertes dolores e inmovilidad a quienes los sufren.
El plexo braquial es una red que involucra a cinco nervios principales que se originan en la médula espinal y se desplazan por el hombro, el brazo y la mano.

Esos nervios controlan todas las funciones sensitivas y motoras del brazo, por lo que cuando uno de ellos se desprende de la raíz, además de causar dolor de moderado a severo, puede llevar a la incapacidad total de mover o de no sentir nada en el brazo, el hombro o la mano que ese nervio controla.

Los síntomas dependen de la severidad de la lesión, pero regularmente son una sensación de ardor que baja por el brazo, debilidad, entumecimiento e incapacidad de usar ciertos músculos.

El daño, normalmente ocurre cuando la cabeza y el cuello giran en una dirección y el hombro, en cambio, se ve forzado a hacerlo en la dirección opuesta, indicó Alexander Shin, especialista en cirugía Ortopédica y Traumatológica de Mayo Clinic, en Rochester, Minnesota.

Los deportes de contacto, como el futbol americano y la lucha libre provocan lesiones poco severas, mientras que las más agresivas suceden durante algún choque de vehículos automotores como los coches y las motocicletas.

Cuando el daño es leve o moderado, el tratamiento es con medicamentos y terapias fisiológicas que ayudan a recuperar la movilidad del hombro, brazo o mano, según sea el caso.

Cuando los nervios se estiran hasta el punto que algunas fibras nerviosas se desprenden, que el nervio se desgarra en distintos pedazos o que se desprende de la médula espinal, entonces es necesaria una cirugía para reparar la lesión.

Si el nervio del plexo braquial se afecta en otro lugar que no es la raíz, la cirugía implica extirpar la porción dañada y reemplazarla con otro pedazo de nervio tomado de otra parte del cuerpo. Esto se conoce como injerto nervioso.

Cuando el nervio se desprende completamente de la médula espinal sin dejar fibras nerviosas, por ahora, no hay forma de repararlo quirúrgicamente, pero el tratamiento puede ayudar a recuperar la funcionalidad.

Eso podría implicar transferir la función de nervios menos importantes a los nervios dañados que tienen funciones más importantes, detalló el especialista.

Se recomienda que la cirugía del plexo braquial se lleve a cabo dentro de los seis meses posteriores al accidente, porque las intervenciones realizadas después de ese período tienen menores tasas de éxito.

Pulso Político On Line/ Notimex/ Foto: Internet

" "

Copyright Columna Pulso Político
Derechos Reservados, Francisco Cárdenas Cruz. Queda totalmente prohibida la reproducción parcial y total de los contenidos de este sitio sin autorización.