| | SERVICIOS | PODERES | Facebook Twitter  
Pulso Político
Puyazo
¿Mejoría sin
evaluación?

Qué hacer en casos de sucesión testamentaria

6 de diciembre de 2018

El Colegio Nacional del Notariado Mexicano (CNNM) presentó una serie de recomendaciones para comprender el proceso de la sucesión testamentaria, ya que muchas veces cuando un familiar fallece, sus bienes no pasan automáticamente a sus herederos.


En un comunicado informó que para llevar a cabo este trámite es necesario realizar un procedimiento sucesorio, que además de determinar quiénes son los beneficiarios, deberá precisar el número y valor de los bienes, así como pagar deudas en caso de que existan, y llevar a cabo la distribución del saldo de la herencia entre los beneficiarios.

En primer lugar, el notariado explicó que el primer paso es el testamento, acto por el que una persona designa ante un notario a las personas que a su fallecimiento serán dueños de sus bienes y propiedades, convirtiéndose así en los legítimos beneficiarios de su patrimonio.

En cuanto a la sucesión testamentaria, cuando existe testamento, los bienes, derechos, acciones y posesiones del testador al momento de su muerte serán transmitidos de acuerdo con sus disposiciones.

En caso de existir varios testamentos, el último será el válido. Si todos los herederos son capaces, mayores de edad y no existen problemas entre ellos, pueden acudir con un notario para abrir el proceso de sucesión.

Si la persona fallece sin dejar testamento se debe tramitar una sucesión legítima, si todos los herederos son capaces, mayores de edad y están de acuerdo, pueden ir con un notario quien realizará los trámites sucesorios sin necesidad de enfrentar un proceso judicial.

En caso contrario, deberán contratar un abogado que inicie el trámite sucesorio ante un juez; éste definirá quiénes son los herederos y la porción de la herencia que corresponde a cada uno.

No es obligatorio designar como herederos al cónyuge o hijos, el testador tiene libertad para designar como herederos a las personas físicas o morales que desee, y en el caso del legatario, el beneficiario de un bien particular, un objeto determinado o una cantidad de dinero específica.

También se tiene que ubicar quién es el albacea, es decir, quien se encomienda a cumplir cabalmente la voluntad del testador plasmada en el testamento y sus funciones básicas son formular el inventario, administrar los bienes de la herencia hasta su entrega a los herederos o legatarios.

Además de pagar con cargo a la herencia las deudas del difunto y cumplir los encargos que le haya señalado el testador en el testamento, así como repartir y adjudicar la herencia entre los legatarios y herederos de acuerdo con lo establecido en el testamento.

También tiene que existir un inventario o listado de todos los bienes, derechos, obligaciones que son susceptibles de transmisión hereditaria, es decir, debe incluir el activo, que son los bienes y derechos, así como el pasivo, que comprende las deudas del difunto.

La división de bienes que integran la herencia para su adjudicación a los herederos en la parte que corresponde a cada uno en la sucesión, luego viene la adjudicación, que consiste en la atribución de una cosa (mueble o inmueble) a una persona como resultado de una sucesión, es decir, proporcionar la propiedad de los bienes a cada heredero o legatario.

Así, el CNNM recomienda acudir con algún notario para obtener asesoría sobre los trámites sucesorios, para orientar y explicar los pasos a seguir en cada caso.

NTX/CSH/AGO

" "


Copyright Columna Pulso Político
Derechos Reservados, Francisco Cárdenas Cruz. Queda totalmente prohibida la reproducción parcial y total de los contenidos de este sitio sin autorización.