| | SERVICIOS | PODERES | Facebook Twitter  
Pulso Político
Puyazo
AMLO-CMTE,
bla, bla, bla...

Homicidios dolosos sin control
Corrupción e impunidad también

Leonardo Ramírez

La creciente cifra de homicidios dolosos confirma que las pocas políticas implementadas a nivel federal y estatal para disminuir, o al menos contener dicho fenómeno, han sido tan inútiles como el combate a la corrupción e impunidad que aquejan al país. Juntos han formado un tridente que mantiene a miles de ciudadanos sometidos, con el alma en un hilo y aterrados de salir con sus familias a la calle por miedo a que les quiten la vida.

Ayer, desde temprana hora, los medios de comunicación dábamos cuenta de los datos mostrados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública donde se reconoce que los asesinatos en México van al alza, un 9.5%. En el primer trimestre de este año hubo 8 mil 493 homicidios dolosos, 743 más en comparación con el primer trimestre de 2018, cuando se registraron 7 mil 750.

Tambiém ayer, pero por la tarde, al encabezar el 105 aniversario de la invasión estadounidense al Puerto de Veracruz, el presidente Andrés Manuel López Obrador quien ya conicía esas cifras, volvó a prometer que limpiará y serenará al país, estribillo conocido por todos desde hace tiempo.

En Veracruz, estado donde el pasado viernes ejecutaron a 13 personas, un niño entre ellas, el titular del Ejecutivo federal acompañado del gobernador, Cuitláhuac García y de los secretarios de la Defensa y Marina, Luis Cresencio Sandoval y José Rafael Ojeda Durán, respectivamente, sostuvo que vencerá las inercias y el “cochinero” heredado de pasadas administraciones.

Sin embargo dejó de lado el hecho de que desde hace más de cuatro meses es él el responsable de garantizar la seguridad de los mexicanos, incluso de los que no lo favorecieron con su voto el año pasado, cuando prometió que de ganar las elecciones todo cambiaría.

“Duele mucho enterarse y tener noticias como estos asesinatos viles de Minatitlán. Todo este fruto podrido que se heredó de la aplicación de una política económica antipopular y entreguista donde lo único que les preocupaba era saquear, robar”, dijo el tabasqueño.

Y sí, eso es tan doloroso como enterarse de que el feminicidio creció 21.43 por ciento en tan sólo un mes de su administración, que en febrero hubo 70 víctimas y que en marzo fueron 15 más; o bien, que un día se encuentran y otro igual, más y más fosas clandestinas, destino de miles de personas que jamás serán identificadas y cuyos familiares vivirán por el resto de sus días cargando esa pena.

Es por las crueles cifras dadas a conocer ayer que son tan pocos quienes confían en que la violencia e inseguridad en el país vayan a disminuir –corrupción e impunidad también- aun cuando el Presidente apuesta todo a la Guardia Nacional con la que espera dar “el giro de las tareas de defensa a tareas de seguridad pública con formación, capacitación en el uso adecuado de la fuerza y sin violar los derechos humanos”.

Por ello, ante los crueles hechos registrados el viernes en Veracruz, el creciente número de feminicidios, el constante hallazgo de fosas clandestinas y los pocos resultados en materia de corrupción e impunidad, son miles de mexicanos quienes más que confiar, exigen que se terminen los pretextos y se ponga fin a un problema tan grave que amenaza con consumir a toda la sociedad.

Copyright Columna Pulso Político
Derechos Reservados, Francisco Cárdenas Cruz. Queda totalmente prohibida la reproducción parcial y total de los contenidos de este sitio sin autorización.