- Columna Pulso Político - http://www.pulsopolitico.com.mx -

Desaparición del outsourcing

José Dávalos*

El outsourcing o la subcontratación es una figura jurídica que se incorporó a la Ley Federal del Trabajo el 30 de noviembre de 2012; sin embargo en la práctica se ha venido aplicando desde hace varios lustros, siempre, antes y ahora contra la voluntad de los trabajadores por los perjuicios que les causa.

Consiste en la existencia de una empresa que crea otras empresas, llamémoslas de papel, a través de las cuales contrata trabajadores a los que paga salarios miserables y les niega el disfrute de varios derechos como el pago del tiempo extraordinario, el día de descanso semanal pagado, las vacaciones, participación de utilidades, libertad sindical, contratación colectiva, seguridad social, etcétera.

Estas empresas funcionan en el ámbito federal y en el local, es decir, empresas comprendidas en las materias federales como la industria textil, minera, metalúrgica, automotriz, productora de alimentos, y otros. O en materias locales como panaderías, restaurantes, industria de la construcción, carpinterías, talleres mecánicos y eléctricos, y otros. Estas materias se encuentran en el artículo 123, fracción XXXI de la Constitución y 527 de la Ley Laboral.

Además del daño que causa a los trabajadores, el outsourcing también daña a las finanzas nacionales. El senador Napoleón Gómez Urrutia recientemente declaró que anualmente las contribuciones que se pierden de manera individual a causa de la evasión fiscal de estas empresas oscilan entre los 6 mil y los 8 mil pesos por trabajador. Dijo también que existen más de 6 mil empresas con 7 millones y medio de trabajadores, que evaden impuestos a través del outsourcing.

Estas empresas de subcontratación fueron severamente criticadas por los legisladores que reformaron la Ley Federal del Trabajo el 1º de mayo de este año. Se ignoran cuáles son las causas por las cuales se mantienen en la legislación. Es hora de que con el empleo de sus facultades los legisladores las deroguen por los graves perjuicios que están causando a los trabajadores.

El outsourcing fue incorporado a la Ley juntamente con los contratos de temporada, de capacitación inicial, a prueba y de pago por hora. Son cinco contratos que están golpeando severamente la estabilidad de los trabajadores en el empleo y facilitan su despido con el menor gasto posible para las empresas.

josedavalosmorales@yahoo.com.mx