| | SERVICIOS | PODERES | Facebook Twitter  
Pulso Político
Puyazo
¿No que no
se ajustarían?

Otra vez, la cantaleta
de la partidocracia

Benito Gaytán*

Como cada año, la cantaleta de la sociedad por las prerrogativas que reciben los partidos políticos se hizo presente ya que el Instituto Nacional Electoral les destinará más de cinco mil millones de pesos y ahora el partido que más recibirá será Morena con 1,700 millones de pesos mientras que el Partido Verde Ecologista será el que menos reciba con un poco más de 400.

Ese dinero que se les otorga sale de los bolsillos de cada uno de los ciudadanos que pagan impuestos y cada que hay elecciones se ve el despilfarro de recursos en las campañas políticas de quienes aspiran a un cargo de elección popular y es un dinero tirado a la basura, porque quienes ganan las elecciones llegan al poder para servirse, en lugar de servir a cada uno de los ciudadanos.

Y cuando algunos de los partidos políticos es multado por haber cometido algún delito electoral, el dinero al que están obligados a pagar no sale de los recursos que tienen sino que la forma de pagar es con la disminución de las prerrogativas que les corresponderían para el siguiente año y nada más. Es por eso que tener un partido político sí es negocio y, si no, bastaría con ver a los dueños del partido Verde.

Ese partido en particular se mueve siempre hacia donde mejor le convenga pues antes era la rémora del PRI, después del PAN, regresó a ser nuevamente del tricolor y una vez que éste último perdiera la Presidencia de la República, se convirtió en la rémora de Morena. Un ejemplo es que en las pasadas elecciones locales quienes eran regidores del Verde en algunos ayuntamientos se quitaron la camisa y compitieron por Morena para ser diputados locales y ganaron.

La partidocracia es la que le ha hecho daño al país ya que cuando necesitan el voto de los ciudadanos se acercan a ellos para que sufraguen a su favor, pero una vez que ganan se olvidan de lo que les prometieron. Se acercan al pueblo cuando lo necesita, pero cuando éste necesita de ellos para que progresen sus comunidades, simplemente, se voltean hacia otro lado.

Morena es ahora la principal fuerza política en el Congreso Federal y en la mayoría de los Congresos locales y ayuntamientos, pero la mayor parte de sus militantes y quienes hoy gobiernan son ex priistas que prefirieron saltar del barco antes de que se hundiera su partido en las elecciones de 2018. Quizá por eso se entienda que ese cambio que prometió Morena una vez que ganara la Presidencia de la República y el Congreso Federal, simplemente no existe pues las formas de gobernar que ha demostrado en estos meses, que son exactamente las mismas que las del tricolor.

El Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pidió a los partidos políticos que renuncien a sus prerrogativas y principalmente a Morena que es el que más recibirá, pero la declaración de su líder, Yeidckol Polevnski de que está de acuerdo con lo solicitado por el jefe del Ejecutivo no quiere decir que devolverán o que renunciarán a recibir los recursos, por lo que valen más los hechos que las palabras.

Y rumbo a la elección de 2021, Morena deberá de enfocar todos sus recursos para mantener la mayoría en el Congreso Federal, por lo que difícilmente renunciarán a sus prerrogativas. Lo único que se necesita para ganar elecciones es dinero y nada más, porque con eso se compran los votos y las conciencias necesarias.

La realidad es que con el dinero que reciben los partidos políticos cada año y, más, cuando hay elecciones, no alcanza para ganar y tienen que ver la forma de hacerse de más recursos y en todas las campañas políticas hay dinero que proviene de fuentes ilícitas ya que siempre gana el candidato o el partido que cuente con más dinero para repartir el día de la elección.

El financiamiento público a los partidos políticos debería de terminar porque son ellos los que tienen que buscar cómo financiarse, pero con el pretexto de que, si deben se les quita ese financiamiento, entonces podrían llegar recursos que provinieran del crimen organizado, la sociedad sigue manteniéndolos. Seguramente hoy en día reciben dinero ilícito y, no en vano, previo a cada elección aumenta la cifra de candidatos a algún puesto de elección popular que son asesinados.

Habrá que ver si la partidocracia acude al llamado del jefe del Ejecutivo para que devuelvan el 50% de los recursos que reciben por concepto de prerrogativas, pero es algo que se ve difícil y más cuando en las elecciones federales del 2021 se definirá el rumbo del país.

*Analista



Copyright Columna Pulso Político
Derechos Reservados, Francisco Cárdenas Cruz. Queda totalmente prohibida la reproducción parcial y total de los contenidos de este sitio sin autorización.