- Columna Pulso Político - http://www.pulsopolitico.com.mx -

Exploran similitudes
entre box y baile

Dientes rotos es el resultado de un año y medio de trabajo del artista mexicano Mauricio Limón, en ella se explora la similitud entre el box y el baile, prácticas cuyo eje es el cuerpo en movimiento.
La exposición está integrada por una pieza en video a dos pantallas y forma parte de las nuevas ofertas que tendrá el Museo Universitario del Chopo a partir del 20 de noviembre.

Con la idea de hacer coincidir dinámicas intersectas, Mauricio Limón pone en diálogo la presencia del cuerpo en los movimientos del boxeo con lenguajes corporales propios del baile.

Dientes rotos es una pieza comisionada que el artista realizó en colaboración con In/Site Casa Gallina, proyecto cultural transdisciplinario con sede en este barrio, su programa estuvo enfocado en temas y acciones sobre cultura, comunidad y medio ambiente.

Limón trabajó con cuatro integrantes del colectivo Los forasteros de la salsa (Heberto, El papas, El rapa y El trompas), quienes se reúnen en las tardes para practicar salsa y guaguancó. De igual manera lo hizo con El tierno, quien aprendió box en la cárcel para defenderse y actualmente imparte clases todas las mañanas en el kiosco morisco; Hannia, por su parte, fue un puente entre ambas disciplinas, al participar en los grupos de box y baile fue una figura de seducción “fantasmagórica” que se desenvolvió entre dos entornos masculinos.

El artista considera que el box y la salsa –además de ser dos prácticas comunes en la sociedad mexicana– tienen una relación natural y orgánica. Ambas se refieren a lo físico, el entrenamiento, la concentración, el ritmo y la cadencia. Parecen ser contrarias, pero en realidad se entrecruzan descubriendo sus cercanías y puntos de contacto.

En palabras del escritor Luigi Amara, con Dientes rotos “…asistimos a lo que en el fondo quizás ya sabíamos de sobra: el box es esencialmente una forma de bailoteo, una coreografía abierta a la improvisación; mientras que todo baile, en sus avances y retrocesos, en sus acercamientos y retiradas, parece la sublimación de una botella cuerpo a cuerpo…”

Dientes rotos refleja el trabajo de colaboración entre Mauricio Limón y la comunidad que se reúne en el espacio público de Santa María la Ribera. Para el artista fue una experiencia importante de cercanía y amistad con el otro, conoció historias de vida difíciles y entornos sociales desconocidos, esa sensibilización le permitió entender y respetar una realidad distinta.

Un antecedente de este trabajo fue Buscando la sombra del árbol, exposición integrada por video, dibujo y pintura, en la que interactuó con personas que limpian parabrisas en Iztapalapa, esa experiencia le facilitó la manera de involucrarse personal y emocionalmente en proyectos similares.

“Santa María la Ribera es un barrio abundante en actividades, tiene una vida pública muy particular, cuando recorro sus calles en diferentes días y horarios siempre encuentro lugares novedosos que me sorprenden, es un lugar para hacer comunidad”, considera el artista.

La pista sonora de Dientes rotos incluye un cover del tema Silencio, de Celia Cruz, así como sonidos ambientales de diversos gimnasios. Cuenta con una duración de 15 minutos y 50 segundos, fue terminado en 2015.

La obra de Mauricio Limón se desarrolla en diversas disciplinas como video, instalación, dibujo, pintura y performance. A través de estos medios aborda temáticas relacionadas con el dominio público, la economía informal y la concepción del cuerpo respecto a su inscripción social.

Pulso Político On Line/ Agencias/Foto: Internet