México es conocido por el mundo gracias a su increíble y variada gastronomía, la cual también enseña a sacar el máximo provecho de sus ingredientes. Es así como surgió el chicharrón en salsa roja, un plato que hoy en día está considerado como uno de los clásicos de la gastronomía mexicana.

El chicharrón no es más que la piel del cerdo frita en abundante manteca caliente, lo cual da como resultado piezas de cerdo increíblemente crujientes y llenas de sabor. Lo ideal es comerlo mientras esté crocante, sin embargo, en la cocina mexicana encontraron una forma muy deliciosa de aprovechar los restos de chicharrón que quedaron de días anteriores y ya se habían tornado correosos o blandos. 

Se trata pues del chicharron en salsa roja, el cual es originario de Bajío, Guanajuato, en México. Este consiste en un guiso de chicharrón de días anteriores, que se cuece a fuego lento por unos minutos en caldo de pollo y una salsa de tomates molidos sazonados con ajos, cebollas y chiles.

Este plato por lo general se acompaña con tortillas, totopos o arroz, según sea la comida que se sirva, puesto que es ideal para comer al almuerzo, pero también sirve como desayuno, cena o tentempié. 

Importancia del chicharrón en salsa roja en la gastronomía mexicana

Tal como se ha mencionado, el chicharrón en salsa roja o verde, es un plato típico y emblemático en la cultura gastronómica de México. Esto se debe a que es la mejor demostración de saber cómo aprovechar un mismo ingrediente al máximo, sin importar que pierda la característica más destacada del mismo, como es lo crocante de la piel del cerdo frito que tanto le gusta a las personas. 

De igual manera, se puede decir que la facilidad y rapidez del proceso de elaboración del platillo hace que sea uno de los más frecuentes en las cocinas, ya que casi siempre se tienen los ingredientes a la mano, y el tiempo de cocción no pasa de los 30 minutos. 

Ingredientes que se usan para preparar chicharrón en salsa roja

Los ingredientes que se emplean para preparar chicharrón en salsa roja por lo general siempre se tienen en casa, y estos son los siguientes: 

  • El chicharrón frito. Preferiblemente del día anterior, la piel de cerdo frita es la protagonista de esta receta.
  • Jitomates. Son los encargados de crear la base de la salsa roja, ya que al hervir y licuar se logran extraer todos los jugos y sabores concentrados de este fruto. 
  • Chiles rojos. En este caso se prefieren los chiles serranos, ya que además de añadir el toque de picante ideal, ayuda a resaltar la coloración rojiza de la salsa. 
  • Especias. El chicharrón con salsa roja no es un plato cargado de especias, pues para sazonar basta con un toque de sal para resaltar los sabores del chicharrón y la salsa roja. 

En este punto es importante mencionar que el nivel de picante de la salsa depende de los gustos de cada comensal. En este sentido, si se quiere fuerte se pueden agregar más chiles serranos, sin embargo, si se quiere un poco más suave, se recomienda que las proporciones de tomates molidos sean más altas.  

¿Cómo se prepara el chicharrón en salsa roja?

El chicharrón con salsa roja es sin duda una de las recetas más fáciles de preparar. Para ello, se pueden seguir los pasos que se describen a continuación: 

  • En una cacerola con un par de cucharadas de aceite se deben sofreír los tomates molidos junto con una cebolla, para luego agregar un poco de caldo de pollo. 
  • Una vez la salsa esté hirviendo, se añaden los trozos de chicharrón y se dejan cocinar a fuego bajo por aproximadamente 9 minutos.
  • Antes de apagar se corrige el punto de sal y listo.    

Usos culinarios del chicharrón en salsa roja

Finalmente, es necesario mencionar que una de las ventajas de preparar chicharrón en salsa roja, es que este sirve para comer casi con todo, siendo los usos culinarios más frecuentes en la cocina mexicana como guarnición de tacos, tamales, tortas, chalupas, arroz y frijoles, e incluso totopos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí