Cuando llega la Pascua vemos por doquier figuras de conejos y atractivos huevos decorados o de chocolate mas, ¿De dónde viene esta costumbre?

Una tradición de siglos

Se estima que los huevos son un símbolo de fecundidad y renacimiento, acordes con la primavera, mas la historia de los huevos de Pascua se remonta hasta el siglo XIII.

Los huevos decorados festejan la Pascua. Foto: iStock.

En aquel momento, la iglesia prohibía el consumo de huevo a lo largo de la Cuaresma, puesto que se consideraba afín a las carnes rojas.

La limitación acababa el Domingo de Pascua, por lo que en esta celebración la gente se obsequiaba huevos entre sí en señal de alborozo.

Además de esto, en ciertas unas partes del planeta, al comienzo de la cuaresma los huevos eran cubiertos con cera (en ocasiones cera de colores) a fin de que no se echasen a perder a lo largo de la época, lo que dio la idea de decorar los huevos.

Ahora se obsequian huevos de chocolate. Foto: iStock.

Con el tiempo, en países como Italia, Francia y Alemania, se empezaron a fabricar huevos de chocolate.

En la actualidad es una celebración en la que los progenitores esconden los huevos a fin de que los pequeños los hallen, transformando a la Pascua en una data muy aguardada.

Conejo de Pascua

Otro protagonista de esta festividad es el Conejo de Pascua. Si bien hay quienes afirman que este personaje se ideó para darle el toque de fantasía a la busca de los huevos, siendo un equivalente a Papá Noel y sus regalos, la verdad es que hay una historia legendaria católica que explica su existencia.

Un conejo fue encargado de llevar la buena nueva sobre la resurrección de Cristo. Foto: iStock.

Se cuenta que un conejo fue testigo del instante en que ponen el cuerpo de Jesús en el Beato Sepulcro y al no comprender por qué había tanta gente alrededor, el conejo decidió quedarse para poder ver lo que sucedía.

Al tercer día, el animal vio resucitar a Jesús y al no poder comunicarse con los humanos procuró una forma de trasmitir la buena nueva, por lo que pintó unos huevos y los repartió, recordando al planeta la dicha de que el Señor había resucitado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí