La Magia de las Alturas: Atracciones Extremas en la Feria de León

El mundo de las ferias es un caleidoscopio de luces, sabores y, sobre todo, emociones que escalan hasta el cielo. La Feria de León, con su despliegue de juegos mecánicos, se ha convertido en un símbolo de esta tradición vibrante. Al hablar de ferias, es la Rueda de la Fortuna la que se perfila como ícono de estas festividades, pero hay mucho más en el catálogo de emociones que nos esperan en estos eventos.

La Emoción se Mide en Metros

Los juegos mecánicos son protagonistas indiscutibles, y entre ellos destacan los clásicos como montañas rusas, carruseles y autos chocones. Sin embargo, la Feria de León siempre tiene un as bajo la manga, presentando atracciones que nos hacen mirar al cielo tanto por su impresionante altura como por los gritos de emoción que generan.

Desafíos Verticales: El Titán y Coloso

Entre los gigantes de la feria se erigen El Titán y su hermano, Coloso, ambos rozando los cielos con sus 55 metros de altura. Estos juegos no son para corazones débiles: con asientos al final de un mástil giratorio, pueden albergar hasta 16 valientes a la vez. Víctor García, un operador de El Titán, revela que la intensidad puede provocar mareos o incluso desmayos, por lo que mantienen un botón de emergencia listo para actuar si es necesario atender a alguien médicamente.

A pesar de las advertencias de no llevar objetos personales, algunos aventureros desafían las normas, lo que puede resultar en la pérdida de pertenencias, o en el caso de la cartera de la semana pasada, ¡en un vidrio roto!

Gladiador: Exclusividad Adrenalínica

Gladiador se enorgullece de ser una atracción única en México y, por ende, muy solicitada por los visitantes. Jesús Galván, el operador, nos cuenta que alcanza una altura de 27 metros y una velocidad de 120 km/h. Aunque está equipado con cinturones de seguridad y pecheras, eso no garantiza que los pasajeros estén exentos de mareos o desmayos. Los operadores, acostumbrados a estas reacciones, están siempre preparados para actuar y llamar a los servicios médicos si es necesario.

Top Buzz: Emoción a 20 Metros de Altura

El Top Buzz puede parecer menos imponente con sus 20 metros de altura, pero eso no lo hace menos emocionante. Jorge Morales, quien opera el juego, disfruta viendo las reacciones de las 30 personas que se atreven a subir, asegurando que las pecheras de seguridad son a prueba de cualquier incidente, incluso si hubiera un fallo eléctrico.

Kamikaze: Un Clásico que no Pasa de Moda

El Kamikaze, con su estructura de martillo, sigue siendo uno de los favoritos. A pesar de ofrecer una sensación de mayor seguridad al estar los pasajeros encapsulados, la tranquilidad se desvanece cuando se encuentran cabeza abajo en lo alto del juego.

Testimonios de Adrenalina

Los visitantes de la Feria de León tienen diversas opiniones sobre estas atracciones. Iker Pedroza, por ejemplo, prefiere el Top Buzz por la sensación de girar, aunque admite haber sentido miedo. Zoé Rodríguez disfrutó la experiencia del Gladiador, y a pesar del temor, no dudaría en repetir la hazaña. Dylan Rodríguez destacó las «cosquillas» que el Gladiador provoca en el estómago. En cuanto a Eduardo Scherzer y Liliana Escoto, ambos coinciden en que el Kamikaze es una experiencia intensa, y que el Titán ofrece una aventura inolvidable.

Estos juegos nos recuerdan que la búsqueda de emociones fuertes es una parte esencial de la experiencia humana, y la Feria de León es el escenario perfecto para explorar nuestros límites y pasiones. Así que, si estás dispuesto a sentir la adrenalina en lo más alto, no dudes en visitarla y sumergirte en el vertiginoso mundo de sus atracciones extremas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí