Una Celebración de Proporciones Gigantescas

En el corazón de la comunidad, donde se entrelazan las tradiciones y el sabor local, el supermercado Ley ha dejado su huella dulce una vez más. Con la llegada de la festividad de los Reyes Magos, este centro comercial ha desplegado su generosidad y espíritu comunitario al compartir una rosca de reyes de tamaño monumental.

Un Dulce Encuentro para la Comunidad

Imagínate el bullicio de la gente reunida alrededor de una impresionante obra maestra de la repostería, una rosca de 18 metros que se extiende como un símbolo de unión y festividad. Más de 300 personas, incluyendo tanto a clientes fieles como a empleados dedicados del supermercado Ley, se congregaron con la anticipación de disfrutar de este manjar.

Tradición y Sorpresas

La rosca no solo era grande en tamaño, sino también en sorpresas. En su interior, se escondían 10 figuras del Niño Dios, cada una envuelta en un listón, prometiendo no solo un pedazo de la tradición, sino también la posibilidad de ganar un juguete. La pequeña Dana Moreno irradió felicidad al ser la primera en descubrir una de estas figuras, llevándose a casa un juego de cocina, cortesía de la generosidad de Ley.

La Voz de la Experiencia

Alejandra Urrutia, gerente de la tienda, compartió con orgullo que esta tradición de partir la rosca gigante lleva más de cinco años creando momentos memorables para la comunidad. La ocasión se ha convertido en un evento anual que los clientes esperan con ilusión.

Más que un Día de Compras

La tienda Ley sabe cómo convertir un día ordinario en una celebración extraordinaria. No solo en enero, sino también en septiembre, cuando ofrecen un pastel colosal para conmemorar otro año de servicio. Y durante la temporada navideña, las sorpresas continúan con paquetes especiales que guardan premios ocultos para sus compradores.

Para muchos, lo que comenzó como una visita rutinaria al supermercado se transformó en una experiencia memorable, llena de alegría, donde cada trozo de rosca y cada sorbo de chocolate caliente se convirtieron en el preludio de una sonrisa o la emoción de un regalo inesperado.

Una Tradición que Perdura

Así, el supermercado Ley reafirma su compromiso con la comunidad, demostrando que las tradiciones son más que eventos anuales; son lazos que unen a las personas, creando recuerdos y fomentando un sentido de pertenencia. Con cada rosca compartida, Ley no solo alimenta estómagos, sino también corazones, forjando un legado de generosidad que seguramente perdurará por muchos años más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí